o
Activar el pedido en 1-Clic.
o
Se requiere periodo de prueba de Amazon Premium. Regístrate al completar el pedido. Más información
Más opciones de compra
¿Tienes uno para vender? Vende el tuyo aquí
Lo sentimos, este producto no está disponible en
Imagen no disponible del
Color:

 
¡Díselo a la editorial!
Me gustaría leer este libro en Kindle

¿No tienes un Kindle? Consigue un Kindle aquí o descarga una aplicación de lectura Kindle GRATUITA.

A vista de pajaro: Cuento fantastico por Paulino (1879) [Tapa blanda]

Francisco Lainfiesta

Precio recomendado: EUR 12,24
Precio: EUR 11,63 Envío GRATIS disponible con compras superiores a 19 EUR en libros. Ver condiciones
Ahorras: EUR 0,61 (5%)
  Todos los precios incluyen IVA
o o o o o o o o o o o o o o o o o o o o o o o o o o o o o o o o o o o o o o o o o o o o o o o o o o o o o o o o o o o o o o o o
En stock.
Vendido y enviado por Amazon. Se puede envolver para regalo.
¿Quieres recibir el pedido el jueves 6 noviembre? Elige el envío 1 día al completar tu pedido. Ver detalles

Descripción del libro

13 de septiembre de 2012
En la escasa pero rica literatura centroamericana, la ciencia ficción se ha visto eclipsada por el realismo en sus distintas corrientes y escuelas. Podemos especular que se debe a nuestra urgencia, como autores, por contar la realidad que nos rodea que nunca, en nuestra historia, ha sido fácil. Pero hay, en nuestra bibliografía centroamericana, producciones de ciencia ficción y fantásticas que merecen el análisis respectivo para comprender mejor aquel inconsciente colectivo que el autor vivió en su momento. Este el caso de la obra de Francisco Lainfiesta y su novela (que el definió como cuento fantástico) A vista de pájaro. Publicada bajo el seudónimo de Paulino en el año de 1879, A vista de pájaro cuenta la historia de un hombre que logra, convertido en un zopilote con ayuda de un hada, vencer la muerte y recorrer los próximos 200 años, siendo testigo de los avances y progresos que la humanidad ha adquirido. Francisco Lainfiesta, fiel seguidor de los ideales morazanistas, abrazó con vehemencia la causa de la revolución Liberal de 1871. Hombre de confianza de don Justo Rufino Barrios, fue el encargado de hacer grabar los billetes de papel moneda que pondría en circulación el Banco Nacional de Guatemala, cuya impresión formaba parte de la organización económica que necesitaba el país e inaugurar la imprenta para instalar en Guatemala la Tipografía “El Progreso” donde editó un periódico con el mismo nombre. Con un fundamento anticlerical y un agudo sentido del humor, Lainfiesta explora en su novela los avances que la Revolución Liberal traerá para su pueblo: La construcción de ferrocarriles y carros eléctricos, el desarrollo de la aeronáutica y las telecomunicaciones, el desarrollo del comercio justo, la unificación de las repúblicas sudamericanas en una sola y próspera Federación, la construcción de ciudades limpias y ordenadas en donde la educación y la salud son universales, el fin de la servidumbre para el indio y su incorporación al desarrollo de la nación, la paz. Lainfiesta nos cuenta en su novela, que el progreso será posible con la implementación de las reformas impuestas por el gobierno de Justo Rufino Barrios, del que él formaba parte y a quien le rinde un homenaje póstumo en su novela a manera de metaficción. Indica con convicción que la eliminación del oscurantismo y la explotación son posibles una vez que se derroten las fuerzas que mueven la iglesia y la oligarquía terrateniente y se disuelvan los ejércitos. Pero la obra de Lainfiesta va más allá de servir de propaganda a mejor estilo de Ivan Efremov en la Unión Soviética estalinista, explora las leyes básicas del cinematógrafo y advierte el horror de un sistema carcelario necropólita y las consecuencias de la arrogancia humana y su fe ciega en el poder de la tecnología para vencer las leyes que rigen la naturaleza prediciendo, de alguna manera, la catástrofe del Titanic y el calentamiento global. A cien años de su muerte en 1912, no nos cabe duda que Lainfiesta se equivocó en muchas de sus predicciones y análisis del futuro, la región centroamericana evolucionó de forma distinta a como él lo vio, a vista de pájaro, en su novela; o es quizás, como en el jardín de Borges que se pierde en un laberinto de tiempos paralelos, que nos bifurcamos como nación, en un tiempo distinto del que debió venir, después de la Revolución de 1871.

Descripción del producto

Biografía del autor

Francisco Lainfiesta nació en la ciudad de Salamá, Baja Verapaz el día 23 de Septiembre de 1837, hijo de dos inmigrantes españoles: Francisco de Enfiesto y doña Eulogia Torres que establecieron un negocio en Rabinal. Su padre fue uno de los soldados que en 1870 defendieron la plaza de Salamá contra las fuerzas del general Rafael Carrera. Se trasladó a la ciudad de Guatemala en donde se graduó de bachiller a los 14 años. Prosigue sus estudios en la Universidad de San Carlos en la escuela de leyes, sirvió como meritorio en la secretaría de la corte suprema de Justicia; más tarde fue tercer escribiente de la Secretaría de relaciones exteriores, donde se desempeñaba como subsecretario el escritor don José Milla y Vidaurre. Se casó en Noviembre de 1860 con la señorita Luz Saravia, hija del famoso historiador Alejandro Marure y doña Tadea Saravia. Fue tendero del libro de la firma Larrondo y Samayoa; continuó como Abogado y Notario. Abrazó con vehemencia la causa libertadora de la revolución Liberal de 1871, don Justo Rufino Barrios lo envió a Estados unidos de América con dos encargos: Hacer grabar en aquel país los billetes de papel moneda que podría en circulación el Banco Nacional de Guatemala cuya organización formaba parte de la organización económica que necesitaba el país y comprar una imprenta para instalar en Guatemala Tipografía “El Progreso” donde editó un periódico con el mismo nombre. En 1890 planeó la unidad centroamericana y en 1892 aspiró a la presidencia. Tuvo cargos diplomáticos y escribió varias comedias. Como novelista, publicó en 1879 su novela (que el calificó como Cuento Fantástico) A vista de pájaro, firmado con el seudónimo Paulino. Francisco Lainfiesta procreó con su esposa 4 hijos: Margarita, Maximiliano, Joaquín, y Adriana. Falleció en la ciudad de Guatemala el 20 de junio de 1912.

Detalles del producto


Vender una versión digital de este libro en la tienda Kindle

Si eres un editor o el autor y dispones de los derechos digitales de un libro, puedes vender una versión digital en nuestra tienda Kindle. Más información

Opiniones de clientes

No hay opiniones de clientes
5 estrellas
4 estrellas
3 estrellas
2 estrellas
1 estrellas

Buscar productos similares por categoría