Guía de bicicletas

Bicicleta de paseo

En las bicicletas de paseo prima el confort frente a unas altas prestaciones deportivas. Por ello, este tipo de bicicletas se presenta con ruedas anchas y una posición cómoda de sillín para poder montar erguido. El cuadro es normalmente más ancho que el de las bicicletas de carretera para poder cumplir con las exigencias del día a día de la vida urbana, para ir a la compra o dar una vuelta en compañía de la familia. En el portaequipajes se puede colocar una cesta de la compra o un asiento infantil. Además, la bicicleta de paseo viene equipada con un freno de pedal y un cambio de buje, que permite que la marcha se ajuste ante pequeñas cuestas. En general, una bicicleta urbana presenta menos marchas que una bicicleta de montaña o una bicicleta de carretera.

Descubre todas las bicicletas de paseo

Bicicletas híbridas

Las bicicletas híbridas son una mezcla entre las bicicletas de montaña y las de carretera, y se pueden emplear tanto sobre asfalto como sobre terrenos suaves. Tanto su delgado cuadro como sus grandes ruedas nos recuerdan a la bicicleta de carretera, mientras que el resto del equipamiento se asemeja al de una bicicleta de montaña. Las ruedas se adaptan a las irregularidades tanto de la gravilla como de los suelos de piedra, aunque no son tan robustas como las de una bicicleta de montaña. Un factor que diferencia claramente a la bicicleta híbrida de la bicicleta urbana es el cambio de piñones, que en la mayoría de ocasiones se presenta con 21-28 marchas. Las bicicletas de trekking se rigen en principio por las normas de circulación de carretera. Las bicicletas de cross son una variante deportiva de las bicicletas de trekking, sin portaequipajes, sin luz y sin guardabarros.

Descubre todas las bicicletas híbridas

Bicicletas de montaña

Bicicletas de montaña
Las bicicletas de montaña se caracterizan por tener muchas marchas y por disponer de ruedas gruesas con gran relieve. Las ruedas tienen mayor agarre y ayudan a superar irregularidades en el terreno, por lo que este tipo de bicicleta es la preferida de quienes montan fuera de los trayectos marcados. Las bicicletas de montaña también son apropiadas para ir al trabajo o circular por ciudad. Normalmente cuentan con una suspensión en la rueda delantera (hardtail) o con doble suspensión (en la delantera y la trasera). Este último tipo de suspensión también es conocido como suspensión total. Las bicicletas de suspensión total ganan puntos por el confort que proporcionan en recorridos accidentados, mientras que las de suspensión delantera son generalmente más ligeras. La talla de la rueda en una bicicleta de montaña suele ser de 26 pulgadas.

Descubre todas las bicicletas de montaña

Bicicleta de carretera

Las bicicletas de carretera están diseñadas para usarse sobre asfalto. Tienen ruedas finas con poco relieve y un cuadro considerablemente más estrecho que el de las bicicletas de montaña. Gracias a esto, la bicicleta de carretera es más ligera y puede alcanzar una mayor velocidad sin que para ello sea necesario emplear mucha fuerza. El manillar de las bicicletas de carretera es bajo y hace que el ciclista se coloque en una posición aerodinámica, a costa del propio confort del deportista. La mayoría de las bicicletas de carretera están equipadas con un cambio de cadena y frenos de llanta. Para aligerar el peso sobre las ruedas, estas bicicletas no disponen ni de portaequipajes ni de guardabarros.

Descubre todas las bicicletas de carretera

Bicicletas BMX

BMX (Bicycle Moto Cross) es un deporte en el cual el ciclista realiza acrobacias y trucos sobre una bicicleta específicamente diseñada para ello. Las bicicletas BMX tienen una sola marcha, por lo que requieren muy poco mantenimiento. Están equipadas con ruedas de 20 pulgadas, aunque también pueden encontrarse algunas de talla mayor. Son bicicletas robustas y sólidas, con grandes pedales y radios, y cuentan con los llamados “pegs” (reposapiés) para realizar los trucos. Las bicicletas BMX pueden emplearse para realizar acrobacias en el aire o sobre el suelo, así como para hacer carreras.

Descubre todas las bicicletas BMX

Bicicletas plegables

Este tipo de bicicleta está diseñado específicamente para la ciudad. La bicicleta plegable se caracteriza por disponer de un pequeño cuadro con numerosas bisagras, que puede plegarse con pocas maniobras. Por ejemplo, al acceder al metro, la bicicleta se puede plegar en cuestión de segundos y ocupar lo mismo que un bolso. Además, se puede volver a montar al salir y utilizar para cubrir los últimos metros antes de llegar a la oficina. Las bicicletas plegables llevan en principio un portaequipajes, una caja de cambios y una talla de rueda de entre 16 y 20 pulgadas de diámetro. Gracias a su reducida dimensión, este tipo de bicicleta se puede guardar en el interior de las propias viviendas, sin tener que recurrir al sótano.

Descubre todas las bicicletas plegables

Bicicletas eléctricas

Antes eran las personas mayores quienes preguntaban por las bicicletas eléctricas, pero últimamente están ganando adeptos entre las generaciones jóvenes. Las bicicletas eléctricas ofrecen un mayor confort gracias al motor incorporado, que ayuda en las subidas y en los trayectos largos. Con la ayuda del motor, puede alcanzar una velocidad de hasta 30 km/h y realizar recorridos de hasta 160 kilómetros. El motor eléctrico de la bicicleta se alimenta de baterías de NiMh (níquel-hidruro metálico) o de litio polímero. Las baterías pueden conectarse a cualquier enchufe. Dentro de las bicicletas eléctricas se diferencia entre las e-bikes (no se requiere necesariamente un pedaleo activo) y las pedelecs (bicicleta eléctrica con pedales). El motor eléctrico de una e-bike se puede activar en cualquier momento a través de un mecanismo y el rendimiento del motor también es independiente del esfuerzo del pedaleo. En las pedelec el motor eléctrico se activa cuando el ciclista empieza a pedalear. Con un acelerador se controla cuánto ayuda el motor al propio pedaleo del ciclista.

Descubre todas las bicicletas de eléctricas

Monociclo

El monociclo tiene, tal y como su nombre indica, una sola rueda. Con el monociclo se entrena sobre todo el equilibrio y la destreza. La dirección se consigue a través del desplazamiento del peso y no a través del manillar, como en el caso de las bicicletas de dos ruedas. Existen monociclos con distintos grosores de ruedas. Como regla general, se puede decir que quien quiera ir más rápido y confortable deberá optar por un mayor diámetro de rueda. Quien por el contrario apueste porque su monociclo sea más manejable, se decantará por un monociclo con rueda más pequeña. En los últimos tiempos, los monociclos ya no se usan exclusivamente para realizar trucos (conocidos como Freestyle), sino que también se emplean en otras disciplinas deportivas: como por ejemplo el trial en terrenos intransitables o el touring (la realización de largos recorridos con un monociclo).

Descubre todos los monociclos