EUR 17,00
Hay una versión más barata de este libro
Ahorra EUR 5,61 (31%) al elegir la edición Kindle.
EUR 11,39
Precio Kindle
EUR 17,00
Precio del libro de bolsillo

Ahorra <span class="a-color-price">EUR 5,61 (31%)</span> al elegir la edición Kindle. Lee ahora con la aplicación de lectura Kindle gratuita, disponible para iOS, Android, Mac y PC.
  • Precio recomendado: EUR 17,90
  • Ahorras: EUR 0,90 (5%)
  • Precio final del producto
Envío GRATIS en pedidos superiores a 19€. Ver detalles
En stock.
Vendido y enviado por Amazon. Se puede envolver para regalo.
La ley del menor (Panoram... se ha añadido a la cesta
Compara Precios en Amazon
Añadir a la cesta
EUR 17,00
+ EUR 2,90 de gastos de envío
Vendido por: Globalgest
Añadir a la cesta
EUR 17,01
+ EUR 2,90 de gastos de envío
Vendido por: OMM Campus Libros
Añadir a la cesta
EUR 17,00
+ EUR 2,99 de gastos de envío
Vendido por: Nobel Booksellers
¿Tienes uno para vender? Vender en Amazon
Volver atrás Ir adelante
Escuchar Reproduciendo... Interrumpido   Estás escuchando una muestra de la edición de audio Audible.
Más información
Ver las 3 imágenes

La ley del menor (Panorama de narrativas) Tapa blanda – 2 feb 2018

4.2 de un máximo de 5 estrellas 23 opiniones de clientes

Ver los 2 formatos y ediciones Ocultar otros formatos y ediciones
Precio Amazon
Nuevo desde Usado desde
Versión Kindle
Tapa blanda
EUR 17,00
EUR 17,00 EUR 16,50
click to open popover

Comprados juntos habitualmente

  • La ley del menor (Panorama de narrativas)
  • +
  • Me llamo Lucy Barton
  • +
  • Patria (Andanzas)
Precio total: EUR 54,71
Comprar los productos seleccionados conjuntamente

Descripción del producto

Críticas

Recomendación de Librosyliteratura.es, escrita por Marta Ailouti
La ley del menor, de Ian McEwan

La ley del menor, la última novela de Ian McEwan, no solo tiene al británico como autor, lo que ya de por sí resulta una garantía casi asegurada, sino que además tiene la historia y tiene la temática. Especialmente si trata de algo tan susceptible a toda clase de juicios, no únicamente legales, como lo es la ley del menor. La inglesa, eso sí. Pero en materia de menores todas las leyes parecen igual de vulnerables.

Más aún, si se añade un componente religioso: la fe. Y otro moral. Adam es un menor a punto de cumplir la mayoría de edad que, influenciado por la fe que él y sus padres profesan como testigos de Jehová, se niega a recibir una trasfusión de sangre que podría salvarle la vida. Su caso ha sido asignado a Fiona Maye, una reputada jueza especializada en derecho familiar que deberá tomar una decisión por él. A partir de aquí, el dilema moral, la disyuntiva entre la fe y la libertad religiosa, por un lado, y la ley y la protección al menor, por el otro.

Sin embargo, como es habitual siempre que el que firma es McEwan, las lecturas en La ley del menor existen en más de un sentido. También en el literario. Su nuevo trabajo es técnicamente un ejemplo perfecto de cómo construir una novela. Una buena novela, de hecho. Que comienza con una crisis conyugal, la de Fiona con su marido, Jack, y que deriva a su vez en una crisis personal. Una fisura en la vida perfecta que ambos han levantado a su alrededor.

Todo en Fiona está más que justificado, y ella es precisamente la mayor justificación de la narración. Su distanciamiento con respecto a la realidad que le rodea, su proceder calculado y milimetrado, su mirada fría y analítica capaz de racionalizar, como si uno más de sus casos se tratara, la propia situación personal que atraviesa.

Un relato plácido y aparentemente de absoluta sencillez, donde su autor se empapa del lenguaje jurídico, a través de una notoria labor de documentación, para construir este personaje tan inquebrantablemente justo y moral, narrativamente perfecto, que acaba sometido a sus particulares dilemas vitales y cuyas decisiones tendrá sus propias consecuencias.

Y es que a veces, hasta la lógica más absoluta, puede llegar a quebrarse.

En este sentido, aunque algo por debajo del nivel de otras obras de McEwan como Chesil Beach o Expiación,  poco se le puede reprochar a La ley del menor, salvo si acaso que ocurre todo demasiado fácil –más por virtud de su autor que por defecto, es cierto–, y esa sensación un tanto tibia que queda al final de la historia, amparada por una segunda mitad algo más pausada, allí donde el juicio se detiene y aparece la moral.

Reseña del editor

Acostumbrada a evaluar las vidas de los demás en sus encrucijadas más complejas, Fiona Maye se encuentra de golpe con que su propia existencia no arroja el saldo que desearía: su irreprochable trayectoria como jueza del Tribunal Superior especializada en derecho de familia ha ido arrinconando la idea de formar una propia, y su marido, Jack, acaba de pedirle educadamente que le permita tener, al borde de la sesentena, una primera y última aventura: una de nombre Melanie. Y al mismo tiempo que Jack se va de casa, incapaz de obtener la imposible aprobación que demandaba, a Fiona le encargan el caso de Adam Henry. Que es anormalmente maduro, y encendidamente sensible, y exhibe una belleza a juego con su mente, tan afilada como ingenua, tan preclara como romántica; pero que está, también, enfermo de leucemia. Y que, asumiendo las consecuencias últimas de la fe en que sus padres, testigos de Jehová, lo han criado, ha resuelto rechazar la transfusión que le salvaría la vida. Pero Adam aún no ha cumplido los dieciocho, y su futuro no está en sus manos, sino en las del tribunal que Fiona preside. Y Fiona lo visita en el hospital, y habla con él de poesía, y canta mientras el violín de Adam suena; luego vuelve al juzgado y decide, de acuerdo con la Ley del Menor. Con lo que ocurre después para ambos compone IanMcEwan, con un oficio que extrae su fuerza de no llamar nunca la atención sobre sí mismo, una pieza de cámara tan depurada y económica como repleta de conflictos y volúmenes; una novela grácil y armoniosa, clásica en el mejor sentido de la palabra, que juega su partida en el terreno genuino de la escritura más indagadora: el de los dilemas éticos y las responsabilidades morales; el de las preguntas difíciles de responder pero imposibles de soslayar. La ley del menor habla del lugar donde justicia y fe se encuentran y se repelen; de las decisiones y sus consecuencias sobre nosotros y los demás; de la búsqueda de sentido, de asideros, y de lo que sucede cuando éstos se nos escapan de las manos: lo hace con la seguridad tranquila de un maestro en la plenitud quintaesenciada de sus facultades.

Ver Descripción del producto

No es necesario ningún dispositivo Kindle. Descárgate una de las apps de Kindle gratuitas para comenzar a leer libros Kindle en tu smartphone, tablet u ordenador.

  • Apple
  • Android
  • Windows Phone

Obtén la app gratuita:



Libros Amazon Original a 5,99€ cada uno
Descubre una selección de libros de romántica, novela negra y mucho más en exclusiva en Amazon a solo 5,99 € cada uno. Más información

Detalles del producto


Opiniones de clientes

Principales opiniones de clientes

28 de enero de 2016
Formato: Versión Kindle|Compra verificada
A 2 personas les ha parecido esto útil
|Comentar|Informar de un abuso
7 de noviembre de 2015
Formato: Versión Kindle|Compra verificada
A 2 personas les ha parecido esto útil
|Comentar|Informar de un abuso
TOP 500 COMENTARISTAS
28 de junio de 2016
Formato: Versión Kindle|Compra verificada
7 de noviembre de 2017
Formato: Versión Kindle|Compra verificada
A una persona le ha parecido esto útil
|Comentar|Informar de un abuso
17 de enero de 2016
Formato: Tapa blanda|Compra verificada
18 de septiembre de 2016
Formato: Versión Kindle|Compra verificada
6 de enero de 2016
Formato: Versión Kindle|Compra verificada
2 de marzo de 2016
Formato: Tapa blanda|Compra verificada

Las opiniones más recientes